Rejuvenecimiento sin Cirugía

El proceso de envejecimiento facial incluye la piel, grasa subcutánea, musculo y hueso. Los cambios en la piel son una combinación de atrofia, la cual es una propiedad intrínseca de la piel, y daño solar, lo cual es un factor extrínseco.

Sin daño solar, la velocidad a la cual la piel facial manifiesta envejecimiento varía entre individuos, y es probablemente genéticamente determinado.

Los hallazgos clínicos en la piel envejecida son adelgazamientos, disminución de la resistencia a traumas externos, aumento de la laxitud, disminución de la elasticidad, cambios inmunológicos, aumento de la susceptibilidad a cáncer inducido por la luz ultravioleta. A todo esto, se agrega la degeneración del colágeno, disminución de las fibras elásticas, reducción de glicosaminoglicanos.

Aunque la combinación de atrofia de la piel y daño solar resulta en numerosos cambios (arrugas), el proceso de envejecimiento facial no solo involucra la piel.

Terapia de Células Madres

Los avances de la biología celular y molecular permitieron el advenimiento de la ingeniería de tejidos para el desarrollo de sustitutos biológicos, para restaurar, mantener, sustituir o mejorar tejidos u órganos dañados.

Las Células Madres surgen como un candidato ideal para la estrategia de Ingeniería de Tejidos.

El Tejido adiposo presenta ventajas indiscutibles como fuente de células madres, por su facilidad de obtención, baja morbilidad y elevado rendimiento. Es así como toma auge la terapia con células madres en cirugía plástica estética, consiguiendo resultados naturales.

El tratamiento de las arrugas y el rejuvenecimiento facial se pueden conseguir ahora con unos índices altamente mejorados.

Entre las ventajas del rejuvenecimiento facial con la aplicación de células madres y plasma rico en plaquetas se cuenta la ausencia de las complicaciones derivadas de un procedimiento quirúrgico, la facilidad relativa del procedimiento, la eliminación del riesgo de reacciones alérgicas y la disminución de los costos relacionados con la infraestructura necesaria para una cirugía.

Es asi como la eterna juventud ya no es un mito, con la introducción de esta nueva técnica de anti-envejecimiento logramos eliminar arrugas, reducir el tamaño de los poros, mejorar el color y textura de la piel.

Dr. Alfredo Paredes. Todos los derechos reservados.
Powered by Angular Diseño + Interacción